Publicidad Cerrar X

Centenario: el intendente electo asumió un municipio «saqueado»

Denunció que no hay maquinarias y que faltan varias herramientas en el edificio municipal.

El nuevo intendente de Centenario, Esteban Cimolai, asumió su cargo en medio de una situación preocupante, describiendo el estado del municipio como «saqueado», con el 95% de los vehículos fuera de servicio, herramientas desaparecidas, y una situación financiera aún por determinar. La transición, marcada por tensiones con el saliente intendente Javier Bertoldi, no cumplió con los protocolos legales, generando incertidumbre sobre la gestión saliente.

Durante una recorrida con funcionarios y concejales en edificios municipales, Cimolai denunció en Radio 7 la falta de condiciones adecuadas en la administración local. Destacó la precarización de sectores y la pérdida de herramientas, junto con denuncias de saqueo durante la gestión anterior. La falta de vehículos operativos y la desconocida situación financiera plantean desafíos inmediatos para la nueva administración.

 

El intendente manifestó su intención de llevar a cabo una auditoría para evaluar la herencia económica y revisar las recientes decisiones administrativas. Señaló dos decretos firmados por Bertoldi en los últimos días de su mandato, que recategorizan a más de 600 empleados municipales y realizan un pase a planta de 127 trabajadores, incluyendo directores, secretarios y funcionarios acompañantes, así como familiares.

La auditoría estará a cargo del secretario de Hacienda, Leandro Lucero, quien ya ocupó dicho cargo durante la gestión de Cimolai entre 2017 y 2019. Aunque los sindicatos municipales no han expresado preocupación por irregularidades, el nuevo intendente anticipa cambios en la estructura laboral para abordar la emergencia en servicios básicos, particularmente en el suministro de agua potable en diversos sectores.

Cimolai anunció la implementación de un plan estratégico para legalizar el crecimiento local, teniendo en cuenta el impacto de Vaca Muerta en la región. A pesar de los desafíos heredados, el intendente se mostró decidido a poner en marcha medidas correctivas y afrontar la situación con urgencia, priorizando la atención de las necesidades fundamentales de la comunidad.

Relacionados