Publicidad Cerrar X

Incendio en Barracas: Piden el cambio de carátula a crimen de odio

El vecino que atacó con una bomba molotov a cuatro mujeres, provocó la muerte de dos de ellas y ayer sumó una víctima más, la neuquina Andrea Amarante. La neuquina era sobreviviente de la tragedia de Cromañón.   El ataque de Fernando Barrientos que arrojó una bomba molotov cuando Andrea Amarante, Pamela Cobas,  Roxana Figueroa […]

El vecino que atacó con una bomba molotov a cuatro mujeres, provocó la muerte de dos de ellas y ayer sumó una víctima más, la neuquina Andrea Amarante. La neuquina era sobreviviente de la tragedia de Cromañón.

 

El ataque de Fernando Barrientos que arrojó una bomba molotov cuando Andrea Amarante, Pamela Cobas,  Roxana Figueroa y Sofía Riglos estaban durmiendo, generó un incendio que provocó la muerte de tres de ellas. A partir del fallecimiento de la neuquina Andrea Amarante, ayer se realizó una marcha en el barrio porteño de Barracas para exigir justicia y el cambio de carátula por crimen de odio.

Eli Trimachi, integrante de Lesbianas Autoconvocadas por Barracas en diálogo con Radio 7, expresó: “Estamos hablando de un atacante abiertamente homoodiante, por eso se pide el cambio de caratula a lesbicidio, porque el motivo del ataque fue simplemente el odio hacia las lesbianas. Esta persona ya venía hostigándolas, incluso declararon vecinos que en un momento vivía un varón gay en el mismo hotel familiar y se tuvo que ir por la violencia que ejercía”.

En el día de ayer se llevó adelante una manifestación en la Plaza Colombia y desde allí marcharon con banderas y carteles hacia el edificio de la calle Olavarría al 1600, donde ocurrió el siniestro. La marcha se replicó en Neuquén el domingo 12, cuando personas autoconvocadas se manifestaron en el Monumento a San Martín y prendieron velas para repudiar los crímenes de odio.

En la conferencia de prensa habitual del vocero presidencial, Manuel Adorni fue consultado sobre el crimen si el crimen de Barracas era un lesbicidio y respondió que “no me gusta definirlo como un ataque a un determinado colectivo y es repudiable sea contra quien sea”.

“Entonces siguen replicando discursos de odio, siguen usando información falsa a su favor y es altamente preocupante. Es otra de las cosas que nos preocupan, que los discursos de odio no son una opinión, no son palabra corriente, no son algo que va al pasar. Los discursos de odio habilitan a la violencia, habilitan a que se repliquen,  estamos pidiendo el cambio de caratula a lesbicidio porque fue exactamente ese el motivo por el cual fueron atacadas las chicas” indicó Trimachi.

El incendio provocado por Justo Barrientos provocó la muerte de Pamela Cobbas de 52 años, Mercedes Figueroa de 52 años y de la neuquina Andrea Amaranto de 42 años, quien además había sobrevivido a la tragedia del incendio del boliche Cromañón. Sofía Riglos de 50 años responde favorablemente a las curaciones en la internación.

“Andrea fue la última chica que falleció, nos enteramos que su familia de Neuquén no quería saber nada con ella. Con la única familia de todas las víctimas que se pudieron contactar hasta el momento fue con la madre y hermana de Andrea, le dijeron al equipo de legales que no querían saber nada con Andrea, quien todavía estaba internada y a los días fallece” explicó Trimachi.

“Lamentablemente el rechazo y la discriminación nuestra comunidad lo vive desde adentro, lo vive desde lo más cercano, imagínense que encima tenemos dirigentes que avalan estas actitudes. Nos nombran como autodestructivos, como insanos, inventan estadísticas, la verdad que la situación es altamente alarmante, discriminación y violencia lamentablemente siempre vivió nuestro colectivo” agregó la integrante de Lesbianas autoconvocadas por el crimen de Barracas.

El atacante identificado como Fernando Justo Barrientos de 67 años, inmediatamente después de cometer la agresión atentó contra su vida, intentando cortarse el cuello. Finalmente no lo logró y se encuentra internado.

“Estamos en un contexto donde están recortando todo tipo de políticas públicas que podían protegernos de alguna manera. Tiene que ver con tener sustento legal para defendernos. Hablan de manera violenta, con discursos misóginos, no hay que ser un licenciado para empatizar con este caso, porque fueron cuatro mujeres lesbianas y pobres las atacadas” indicó Trimachi.

Muchas personas se sumaron al grupo de Lesbianas Autoconvocadas por el Crimen de Barracas para difundir el caso y exigir justicia. Actualmente están enfocadas en que la única sobreviviente, Sofía tenga una recuperación digna y garantizarles el entierro a las víctimas ya que no tienen familiares que hayan reclamado su cuerpo.

Relacionados