Publicidad Cerrar X

Se robaron hasta las cámaras de vigilancia en el San Lorenzo Sur

La vecina Mónica Mora denunció múltiples robos en el Barrio San Lorenzo.   Los vecinos y vecinas del Barrio San Lorenzo Sur se organizaron para combatir la inseguridad y compraron colectivamente cámaras de vigilancia. Se instalaron 4 cámaras a lo largo de una cuadra, pero ya sufrieron el robo de dos cámaras y la ruptura […]

La vecina Mónica Mora denunció múltiples robos en el Barrio San Lorenzo.

 

Los vecinos y vecinas del Barrio San Lorenzo Sur se organizaron para combatir la inseguridad y compraron colectivamente cámaras de vigilancia. Se instalaron 4 cámaras a lo largo de una cuadra, pero ya sufrieron el robo de dos cámaras y la ruptura de las otras dos.

La vecina Mónica Mora en diálogo con Radio 7 explicó: “Nosotros con los vecinos pusimos 4 cámaras y ya nos robaron 2. Un día salí con mi hijo y un vecino me dice que habían dos chicos sospechosos sentados en la esquina, paso y los veo. Miro hacia atrás y veo que hay solo uno, levanto la mirada y veo que el otro se estaba subiendo al palo de luz”.

“Le empecé a gritar que hacía!. Yo veía que tiraba con fuerza del caño de la luz, si pasa algo después nos cortan el servicio, un montón de trámites para reconectar el servicio. Para mi quería sacar el cable de la cámara, después se quedó mirando para otro lado” indicó Mora.

La vecina Mónica Mora se dirigió a la Comisaría Nº16 para denunciar el hurto, cuando se cruzó en las inmediaciones del destacamento policial con las dos personas que presuntamente estaban robando. “Después me llamaron de la Comisaría y me dijeron que los tenían detenidos, pero no podían hacer nada porque no los encontraron con nada en la mano. Es decir tironeó los cables, la desinstaló y ahora a nosotros reponer las cámaras nos cuesta un montón” agregó.

Los vecinos del Barrio San Lorenzo Sur denuncian un aumento de la inseguridad en la zona y la imposibilidad de reponer las cámaras de vigilancia que llevaban 4 años de monitoreo. “A nosotros para reponerlas  nos cuesta un montón, ponernos de acuerdo con los vecinos, juntar la plata, porque ya nos hemos arreglado. Las cámaras ya se las llevaron, así que ahora nos cuidamos entre nosotros, entre los vecinos, escuchamos ruidos y siempre hay alguien en casa” concluyó Mora.

Relacionados